Seleccionar página
Cuatro formas de vivir el carnaval en Cantabria

Cuatro formas de vivir el carnaval en Cantabria

Carnaval o Antruído de Piasca en Liébana

Este sábado 10 de febrero en Piasca, situado en el municipio de Cabezón de Liébana, celebran el carnaval con numerosas actividades. Ruta de senderismo, parque infantil, paella campestre, verbena… Además del tradicional pasacalles de zamarrones, campanos, caretos y escobazos. Más info.

Carnaval de Santoña

El más famoso de los carnavales cántabros es el Carnaval de Santoña. Conocido también como Carnaval Marinero o Carnaval del Norte, se celebradel 3 al 17 de febrero. Aunque empezaron el fin de semana pasado con el concurso de murgas, este sábado 10 de febrero es el día grande del carnaval. Además del desfile de disfraces, por la noche actuarán los grupos de rock nacional Burning y La Frontera. El 17 de febrero es el juicio en el fondo del mar (fiesta de interés turístico nacional) y el entierro del besugo. Más info.

 

Carnaval Carvernícola para disfrutar en familia

Para los más pequeños, el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), organiza el taller ‘Carnaval Cavernícola’. Los participantes, además de confeccionar su propio disfraz, aprenderán sobre la forma de vida en el Paleolítico. Está dirigido a niños de 6 a 12 años (acompañados por un adulto). Tendrá lugar el sábado 10 de febrero, a las 11:00 y a las 17:15 horas. También el domingo 11 de febrero, a las 11:00 horas. Aforo limitado a 15 niños. Reservas en el 942 209 922.

Carnaval de los Zamarrones en el Valle de Polaciones

El carnaval se celebrará en el Valle de Polaciones el 17 y 18 de febrero (el fin de semana posterior al miércoles de ceniza). El sábado es el día grande y está protagonizado por los Zamarones. Estos personaje persiguen a las mozas para aplicarlas “el sabaneo” (salpicarlas de barro y agua con una piel o saco atado a un largo palo denominado “zamárganu”). Más info.

Una alternativa a Altamira cerca de Santander: La cueva de El Pendo

Una alternativa a Altamira cerca de Santander: La cueva de El Pendo

Mucha gente que visita Cantabria se encuentra con la sorpresa de que no puede visitar la cueva real de Altamira (si no es uno de los cinco afortunados). En su lugar está la Neocueva que es una fiel reproducción de la original, pero quizas no sea suficiente para ti y te quedes con las ganas de vivir la experiencia de visitar una cueva prehistórica auténtica.

Cantabria posee una gran cantidad de cuevas (por encima de las 6.000) muchas de ellas visitables, destacando las cuevas con arte rupestre, 10 de ellas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Te proponemos que visites una de ellas: la cueva de El Pendo. Está ubicada en el valle de Camargo, muy cerca de Santander, en el Entorno Natural Protegido de la Sierra de Peñajorao.

La cueva de El Pendo es una cavidad de amplia boca y una sala de grandes dimensiones. En excavaciones realizadas en 1997 se descubrió el  “Friso de las Pinturas”, un panel de 25 metros de largo que contiene 24 figuras pintadas en color rojo, destacando una docena de ciervas.

Las visitas a la cueva de El Pendo son siempre guiadas y en grupos de 20 personas como máximo. Puedes consultar los horarios y tarifas aquí.